Entrevista a Marichuy, vocera del CIG, con Carmen Aristegui

Junio 6/2017



La vocera del Concejo Indígena de Gobierno fue entrevistada por Carmen Aristegui, quien le pidió que explicara de qué se trata esta iniciativa. María de Jesús explicó que su participación en este proceso electoral obedece a que los pueblos indígenas están cansados de que el sistema destruya sus pueblos y que se les ignore cuando tratan de hacer visible esta problemática. Señaló que la destrucción es cada vez mayor en sus comunidades, debido a los proyectos impuestos desde afuera que dañan los recursos naturales y atentan contra la vida de sus comunidades.

Por eso los pueblos que forman parte del Congreso Nacional Indígena pensaron que es momento de que los pueblos hablen y que a través de esta forma de participación puedan manifestar su inconformidad y ser escuchados, pues estos problemas no sólo afectan a los pueblos sino a la vida misma.


Insistió en que están luchando por la vida, y aunque saben que será difícil, piensan que juntos pueden dar este paso, los pueblos indígenas y la sociedad civil que está cansanda de que otros decidan por ella. Señaló que su participación no tiene como objetivo llegar al poder de arriba, sino conseguir la organización de los pueblos indígenas con la sociedad civil.

A la pregunta de si lo que se busca es lograr que su nombre aparezca en las boletas electorales y a través de una candidatura independiente lograr sus objetivos, ella respondió que es un medio; que en realidad se busca la representación de los pueblos a través del Concejo Indígena de Gobierno, y puesto que todo el concejo no puede aparecer en la boleta se eligió a una persona como vocera. Explicó que su nombre aparecería en la boleta para poder participar, no en busca del poder sino para que sean visibles los problemas que padecen las comunidades y poder reflejar todo lo que sucede abajo.

Se le preguntó cómo fue nombrada vocera del CIG. Ella respondió explicando cómo fue la asamblea en la que se discutió cómo sería el funcionamiento del CIG y cuál sería su relación con el resto de la sociedad civil, y mencionó que uno de los puntos a tratar en esa asamblea fue la elección de la vocera. Aclaró que la propuesta de elegir una mujer como vocera fue hecha por el EZLN, pero quien tomó la palabra principal fue el Congreso Nacional Indígena, por lo que ella fue propuesta por el CNI. Ambos, CNI y EZLN, estuvieron de acuerdo en proponer a María de Jesús como vocera, así que se le planteó esa opción a la asamblea. La asamblea estuvo de acuerdo en que ella fuera la vocera del CIG.

A la vocera se le preguntó si es parte del EZLN, a lo que respondió que no, que ella es miembro del CNI. También se le preguntó si el EZLN forma parte del CNI. Ella respondió que son las comunidades indígenas zapatistas quienes han formado parte del CNI, pero que dentro del CNI son uno más, como todos los pueblos indígenas del país que participan en él.

Sobre el tema de los integrantes del CIG, la vocera explicó que de momento está formado por 71 personas, pero que faltan más personas por nombrar, que se irán integrando conforme el trabajo vaya avanzando.

Se le preguntó si está dispuesta a hacer campaña político electoral para las elecciones de 2018, recorriendo el país en busca del voto y participando en debates con los otros candidatos. Su respuesta fue que ellos lo harán de manera distinta, que irán a las comunidades y recorrerán el país pero buscando que la gente se organice y no pidiéndoles su voto. Lo que se busca es la organización más allá de las elecciones y esa será su prioridad en su recorrido del país.

Sobre los requisitos para lograr el registro de su candidatura independiente ante el INE, se le preguntó si piensan hacer alguna convocatoria para reunir las firmas necesarias para el registro formal de la candidatura. María de Jesús explicó que en todo el país hay pueblos indígenas, que están distribuidos en distintos estados, y que con ellos van a buscar reunir la cantidad necesaria de firmas para el registro. Por esta razón piensan que es posible conseguir las firmas necesarias pero es algo que verán sobre el camino, pues ven que la violencia contra sus comunidades se está agudizando a raíz del anuncio de esta iniciativa, y mencionó como ejemplo la detención de dos compañeros de Querétaro, uno de ellos fundador y delegado del CNI. Explicó que aunque creen que la situación para sus pueblos será más grave, no piensan detenerse. 

También se le pidió que hablara sobre ella y su trabajo. Marichuy explicó que ella es una indígena nahua que se ha dedicado a trabajar en la herbolaria y la medicina tradicional en Tuxpan, en las comunidades nahuas y wixáricas de Jalisco, además de compartir su experiencia en la recuperación del saber sobre las plantas medicinales con otras comunidades del país.

Se le pidió que imaginara que se logra todo lo que se está proponiendo, resultando elegida como presidente del país, y que respondiera cómo gobernaría. Ella contestó que en ese caso no sería ella quien gobernaría, sino el CIG, quien se encargaría de preguntarle al pueblo de México sobre cómo quieren que sea el gobierno, qué debe cambiar y cómo reorganizar al país. Mencionó que en ese caso ya no se trataría sólo de los pueblos indígenas, pues aunque es su iniciativa no es sólo para ellos, por lo que le preguntarían a los demás sectores de la sociedad sobre lo que necesitan y lo que no, de modo que sean ellos mismos quienes vayan dando rumbo al país.

En cuanto a la forma que tendría su campaña política, la vocera dijo que el objetivo principal es que la gente se organice en donde está, que voltee a ver a sus vecinos y su familia, y desde ahí inicien la organización para poder decidir cómo es el México que quieren. 

Carmen Aristegui le pregunto sobre las distintas formas en que se interpreta esta propuesta desde fuera, en particular la que plantea que esta le restaría votos a López Obrador. Marichuy reiteró que no buscan un espacio arriba, que no se va a llamar a votar o no votar, sino a la organización. Mencionó que saben que hay gente que no está de acuerdo con esta propuesta pero que no piensan detenerse a tratar de convencerlos, sino que van a llevar su palabra a quienes la quieran escuchar y a quienes consideren que organizarse es importante.

A Marichuy se le preguntó sobre su cercanía con el EZLN, en concreto con el Subcomandante Marcos, se le cuestionó si esta iniciativa iba de la mano de la dirección política del SCI Marcos. Su respuesta fue que no, que la propuesta y lo que venga después es del Congreso Nacional Indígena, de los pueblos que lo conforman, y aunque las comunidades zapatistas son parte de éste, lo que cuenta es la palabra de todos. Explicó que son las desiciones al interior del CNI las que le van a dar rumbo a la propuesta. Mencionó que el CNI está formado por 58 pueblos, pero que se trata de un espacio abierto, por lo que es posible que más pueblos se sumen o que se retiren quienes no estén de acuerdo.

Acerca de la última reunión del CNI se preguntó qué otros temas se trataron, además de la elección de la vocera y la búsqueda de su registro como candidata independiente. Se respondió que el tema principal fue el CIG, sobre el que se dieron propuestas concretas que aún deben discutirse, por lo que en la próxima reunión de octubre se definirían esos temas. 

Los Acuerdos de San Andrés y la autonomía indígena fueron otro de los temas sobre los que se preguntó. Al respecto Marichuy mencionó que estos acuerdos fueron traicionados por el gobierno, pues al no escuchar la voz de los pueblos la ley que se hizo fue contraria a lo acordado, por lo que para ellos es claro que el gobierno no tiene intención de proteger los recursos de los pueblos indígenas, ni sus tierras y territorios. En consecuencia los pueblos decidieron tomar dichos acuerdos como su ley y buscaron fortalecer sus autonomías al interior de las comunidades, siendo la autonomía un proceso que se lleva al interior de los pueblos desde hace tiempo, a través de sus propias formas de organización y toma de desiciones. Así, ante la falta de interés del gobierno, los pueblos seguirán organizándose como lo han venido haciendo, tomando los acuerdos de San Andrés como su propia ley.

Ante esta respuesta se le cuestionó si el tema del cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés será tema principal de su campaña o un tema más. La respuesta fue que se trata de un tema más, que no se consideró porque el trabajo de reconstitución de las comunidades ha seguido avanzando, y lo que hay como respuesta del gobierno ante los conflictos es mayor represión, por lo que ahora se busca la organización entre todos, pueblos, sociedad civil y organizaciones de todo el país, más allá de esos acuerdos.

Suponiendo que llegara a la presidencia, se le preguntó qué sería lo primero que haría. La vocera del CIG respondió que convocaría al pueblo de México a discutir sobre lo que está bien, lo que está mal y lo que hace falta cambiar en el país, de modo que fuera el pueblo quien hable y decida y no quien quede arriba. También dijo que para eso el CIG se guiaría con los 7 principios de mandar obedeciendo.

Acerca de lo que sigue, la vocera dijo que falta ponerse de acuerdo para planificar las tareas que se mencionaron en la asamblea, y que eso se verá en la reunión de octubre, para tener el plan de actividades para recorrer el país. 


Como conclusión la vocera dijo que su mensaje para la sociedad es que es necesario reflexionar sobre lo que se puede hacer juntos para rescatar el país, pues son los políticos los que están decidiendo por todos. Dijo que se tienen que juntar todas las voces y caminar juntos en la reconstitución del país, luchar todos juntos por la vida. Para los políticos su mensaje fue que los pueblos indígenas y quienes no están de acuerdo con la situación actual están en disposición de poner todo para recuperar lo que les han arrebatado.


Comentarios

Entradas populares