Palabras de María de Jesús Patricio, vocera del CIG en Tepetzintla, Veracruz. Noviembre 16 de 2017



Buena noche hermanos y hermanas de Tepetzintla.
Gracias por ese recibimiento tan bonito que nos hicieron nuestras hermanas. 
Gracias por esa música de esta región, que es muy importante por estos rumbos y que son los que alegran esta vida también, son los que le dan fuerza seguir adelante, sigan reforzando, no dejen que se caiga esa música, que es lo que le da alegría, a pesar de que haya tristezas es lo que nos hace seguir adelante.
Quiero iniciar explicándoles lo que es esta propuesta, por qué andamos recorriendo varias comunidades del país y cuál es la palabra que traemos y de dónde ha surgido. 
El Congreso Nacional Indígena es un espacio de encuentro de los diferentes pueblos indígenas de México y como parte también, están nuestros hermanos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que desde que nació fue a un llamado de ellos y ahí nos juntamos los diferentes pueblos indígenas de México y nos platicamos, y nos escuchamos, y vimos los diferentes colores que había, diferentes lenguas, diferentes formas de organizarse, pero descubrimos que éramos un solo pueblo, un pueblo grande de México con sus diversidades.
Y entonces dijimos “pues si nos parecemos tanto por qué estamos separados, por qué estamos cada quien en su región, tenemos que unificarnos porque tenemos los problemas que se parecen”, y todos teníamos problemas de tierra, problemas de despojo, problemas de salud, problemas de represión. Entonces platicamos y dijimos “es necesario caminar juntos, es necesario hacernos fuertes entre todos”, y por eso en 1996 surge lo que es el Congreso Nacional Indígena, un espacio donde se encuentran los diferentes pueblos indígenas de México, ahí empezamos a caminar y a empezar a pensar juntos por dónde le íbamos a caminar para ir resolviendo los problemas que teníamos en nuestras comunidades.
Y así caminamos por más de veinte años y en este quinto congreso que se celebró el año pasado, en 2016, en octubre, analizamos y vimos que los problemas de nuestras comunidades estaban peor, que había más muertos, había más desaparecidos, había más represión ante los intentos de organizarnos, había más despojo en nuestras comunidades y más pobreza, y que cada vez había más engaños. 
Entonces otra vez surge a propuesta de nuestros hermanos zapatistas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, donde nos plantean participar en este proyecto 2018, pero no con el fin de ganar solamente  y estar allá arriba, sino para que los pueblos indígenas alzaran la voz, los pueblos indígenas nos organizamos, los pueblos indígenas reforzaran sus estructuras organizativas desde cada comunidad, cada pueblo, cada región y a nivel nacional fuéramos una fuerza grande, una fuerza donde los pueblos indígenas, alzando la voz, dijéramos que ya no estamos de acuerdo que se sigan llevando esas riquezas de nuestros pueblos, que ya no sigan contaminando más agua, que ya no sigan deforestando, que ya no sigan contaminando, que ya no sigan destruyendo nuestro territorio con proyectos que vienen de fuera y que solamente han traído muerte y destrucción a nuestras comunidades. 
Ese fue el propósito de participar para alzar nuestra voz y decir todo lo que nos daña a nuestras comunidades, todo ese abandono, todo ese olvido, todo ese desprecio con que han visto a nuestras comunidades indígenas, que por el hecho de vestir un vestido propio, una lengua, por ser diferentes ya los tachan de que no vale el indígena, de que todo lo que dice no tiene valor. Entonces dijimos es el momento de los pueblos, es el momento que tenemos que alzar esa voz, es el momento que tiene que  ser visibles y decir que no es cierto  que los problemas ya están resueltos, que no es cierto que ya no tenemos conflictos al interior, ahí están. Entonces esa fue la idea de participar pero para hacer visible todo esto y se dijo “bueno, vamos a participar pero va a ser a través de un Concejo Indígena de Gobierno, un Concejo Indígena de Gobierno que estaría conformado por diferentes hermanos indígenas de los pueblos indígenas de México. 
Que cada pueblo, cada comunidad o cada región, según como se organice, como ellos lo consideren, estarían mandatando a concejales que estarían conformando el Concejo Indígena de Gobierno, y a la fecha tenemos, ahorita están unos pocos aquí, pero van 154 concejales que hasta ahorita van y que todavía hay comunidades que siguen nombrando concejales. Y este es el gran Concejo Indígena de Gobierno que es el que va a representar a los diferentes pueblos de México para participar en este próximo periodo electoral 2018, pero como no puede ser registrado todo el concejo tiene que ser una persona, por eso deciden nombrar una vocera y eso es lo que yo hago, ser la voz de ellos, pero ellos son los que me van mandando qué es lo que tengo que decir, qué es lo que tengo que hablar. Es el Concejo Indígena de Gobierno que va a participar y que ahí están los diferentes pueblos indígenas representados. 
Entonces esa es la palabra que traemos por todos los lugares donde vamos pasando, de que llegó la hora de los pueblos, llegó la hora de que los indígenas ya no estemos ahí arrodillados, que es el momento de organizarnos, que es el momento de escucharnos, y de reforzar nuestras estructuras en las comunidades, en nuestros barrios, en las colonias, en la región y a nivel nacional. Pero como esto es grande y vamos a luchar contra ese monstruo grande capitalista que solamente ha traído destrucción a nuestros pueblos, no podemos caminar solos y por eso vamos a caminar con hermanos que están en las ciudades, que están organizados y que también están dispuestos a articular esas fuerzas con los pueblos indígenas y juntos construir un México desde abajo, un México donde ya no siga siendo pisoteado, un México que decidida cómo queremos que sea de aquí en adelante y este Concejo Indígena de Gobierno estaría obedeciendo a ese pueblo. 
Entonces esa es la palabra, hermanos, es la palabra que traemos de que tenemos que prepararnos para lo que viene, que no tenemos que pensar que es de aquí al 2018, sino más bien de 2018 para adelante. Que ahorita tenemos que organizarnos, tenemos que voltear a ver a nuestras comunidades hermanas de esta región y decirles esta palabra que hemos traído, esta palabra que tiene que ser difundida en toda esta región para que todo este territorio que tenemos a nuestro alrededor no se destruya, no se roben las riquezas que tiene nuestra tierra, no lo despojen y no lo contaminen, ese es el trabajo de nuestros hermanos concejales. Por eso cada región está nombrando sus concejales, ellos serán los que llevarán esa voz a estas montañas atrás de las montañas, y que harán esa invitación para que los diferentes pueblos y comunidades que están a allá, nos organicemos y juntos logremos construir un México diferente, un México que realmente favorezca a todos los mexicanos, y esta lucha no solamente es para México, sino para todo el mundo. 
Entonces tenemos que empezar a organizarnos desde nuestras comunidades, desde abajo y así lleguemos a organizarnos a nivel nacional y seamos fuertes y seamos decisivos en que queremos un México diferente.
Esa es nuestra palabra, hermanos, y es la invitación para que la transmitamos a los que están a nuestros alrededores.
Muchas gracias hermanos.

No podemos caminar solos.

Comentarios

Entradas populares