Palabras de Marichuy en Jalcomulco, 14 de noviembre de 2017


Buenas tardes hermanos y hermanas; compañeros, compañeras y medios que veo que están aquí presentes
Gracias por esta presencia que hacen ustedes en este espacio y por permitirnos venir a escuchar su trabajo, que ya creo que tienen desde la mañana trabajando aquí en los grupos y que ya escuchamos toda esa sabiduría que se tiene por acá, todo ese proceso de construcción que llevan en estos rumbos. Entonces agradecerles que abren un espacio para escuchar también la palabra de los pueblos a través del Concejo Indígena de Gobierno. 
Ya comentaba aquí la compañera María Elena que el Congreso Nacional Indígena es un espacio de los pueblos indígenas de México y que éste se convoca desde el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, convocan a los diferentes pueblos indígenas de México, en lo que se le llamó el Foro Nacional Indígena, se hizo un primer foro, se hizo un segundo foro y se fue pensando juntos de que ahí estaban los diferentes pueblos indígenas en México, cada uno con sus propios problemas, cada uno con su lengua, su vestido, su propia organización y su lucha que se estaba dando de manera aislada, cada quien en su región o en su comunidad. 
Y entonces se pensó y se dijo, bueno si somos pueblos, somos una misma sangre, no es bueno que estemos separados, es bueno que nos juntemos y que juntos platiquemos, analicemos y veamos por dónde le podemos ir dando para ir resolviendo juntos los problemas que tenemos en nuestras comunidades y por eso surge lo que es el Congreso Nacional Indígena en 1996, en la Ciudad de México, y estuvo presente la comandanta Ramona. 
Y ese espacio se dijo que iba a ser la casa de todos, que no iba a ser una organización, porque ya ven que una organización luego tiene alguien que dirige, alguien que dice por dónde le tienen que ir dando y lo que queríamos era tener un espacio propio, como una casa donde le llegaran todos los demás pueblos indígenas, vieran qué le hace falta aquí, qué le acomodan por acá, que se sintieran parte. Entonces cuando estábamos juntos era una asamblea y cuando estábamos separados una red donde nos podíamos estar en comunicación por si algo pasaba en alguna región, estábamos ahí para darnos la mano. 
Y así fuimos caminando por más de veinte años, y para no hacerla tan larga en este quinto congreso que tuvimos en octubre de 2016, vimos y analizamos que los problemas eran peor que cuando nos empezamos a reunir, que nuestras comunidades estaban más devastadas, que había más represión cuando había intentos de organización, que había más muertos, más encarcelados, más desaparecidos, y entonces decíamos pues ya no podemos seguir sacando una simple declaración, porque ya a veces la gente ya ni lee, entonces dijimos, vamos a hacer algo más y quiero decirles que otra vez a propuesta de nuestros hermanos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, nos dan esta propuesta de participar en este proceso 2018 y entonces varios pueblos saltamos: ¿cómo? si habíamos dicho que nos íbamos a mantener al margen de los partidos, que no íbamos a ir por la cuestión electoral, ¿cómo que ahora sí? 
Pero ellos nos dijeron claro: sí ustedes analícenla, píensela, si ustedes tienen una mejor propuesta nos unimos a la que ustedes nos digan y después de reflexionar dos días, llegamos a la conclusión que tenían razón, que no había otra salida porque el participar no era de llegar a ocupar un lugar allá arriba, como lo dijimos desde el principio, sino que era con el fin de que nuestros pueblos indígenas fueran visibles, los problemas reales que se tienen en las comunidades se vieran desde las mismas comunidades, desde las diferentes regiones y también que fuera un medio para organizarnos los pueblos indígenas y que no solamente los pueblos indígenas sino también la sociedad civil organizada que tiene años luchando, los que estuvieran de acuerdo. 
Dijimos “vamos a ir a preguntar a nuestras comunidades”, ya lo dijo María Elena, y sí se consultaron 523 comunidades, luego regresamos y ya dijeron que están de acuerdo las comunidades en participar, sí vamos a entrar y vamos a luchar, y vamos a apoyar y vamos con todo, dicen. Entonces ya se dijo, bueno sí vamos a participar, pero vamos a participar con un Concejo Indígena de Gobierno, que serían los concejales nombrados desde los diferentes pueblos indígenas, desde las diferentes regiones, desde las diferentes comunidades y que serían la voz y la presencia de las diferentes comunidades indígenas de México y de los diferentes pueblos, porque ellos conocen la problemática son los que saben la historia de sus lugares y saben el proceso de destrucción que han tenido esos territorios. 
Y entonces este Concejo Indígena de Gobierno caminaría con esos siete principios que nos dijo María Elena, entonces estos concejales son nombrados desde sus asambleas, desde las formas organizativas que tiene cada pueblo para ser parte de este Concejo Indígena de Gobierno y que estas asambleas estarían vigilando el caminar de estos concejales y el día que la asamblea dice “sabes qué, tú ya no puedes seguir porque no estás cumpliendo lo que se acordó” y entonces lo quitan y ponen otro. 
Entonces esa es la propuesta organizativa desde los pueblos indígenas para México, qué quiere decir, que no solamente es para los pueblos indígenas, sino que es para todos. Porque, así como ustedes nos platearon la problemática de aquí de esta región, lo que alcanzamos a ver, a escuchar, por parte de ustedes, eso que está pasando aquí está pasando en diferentes partes del país, casi en todos los pueblos indígenas, ¿por qué está pasando? porque hay unos dueños del dinero que lo único que ven en las comunidades y pueblos indígenas es de qué manera se llevan el agua, de qué manera se llevan las riquezas que hay ahí, de qué manera destruyen o desvían la atención de los habitantes para que no vean en qué momento están despojando esas comunidades.
¿Y cómo le hacen? Ya escuchaba que con engaños, con regalos, con programas que viene amañados con el fin de desviar nuestra atención y les dejemos la puerta abierta para que ellos puedan llevarse todas esas riquezas que se tiene en los diferentes territorios indígenas. Y estoy viendo que aquí han venido organizándose o están o han estado ahí, entonces qué queremos con esto, que en cada lugar en cada parte de este país nos organicemos, busquemos la forma de voltear a ver a los que están abajo en nuestras comunidades, nuestros barrios, colonias, comunidades, pueblos, regiones y que nos encontremos y que analicemos de qué manera vamos a hacer para detener esta destrucción de nuestros territorios. 
Porque no va a venir alguien a decirnos, tenemos que nosotros ponernos de acuerdo en cada lugar, así como nadie de arriba nos va a dar solución a nuestros problemas y lo hemos visto por años, quede quien quede, es lo mismo, es el mismo engaño, se acuerdan de los pueblos cada seis años y vienen y traen una despensa, un paraguas, una mochila y eso no sé si les dura seis años, porque ya no se vuelven a acordar hasta otros seis años y seguimos igual; y vamos y hay conflictos agrarios que nunca se ha resuelto el problema de la tierra y que pasa una generación, pasa otra y nunca se resuelve y al contrario las leyes las están modificando y están modificando todo de tal forma que ellos son lo que se van a aprovechar y nosotros, el día que desaparezcan o acaben esas comunidades, también acabamos nosotros. 
¿Entonces qué queremos? Que nosotros tenemos que organizarnos, para eso es nuestro caminar de venir y traerle lo que estamos pensando los pueblos indígenas aglutinados en el Congreso Nacional Indígena, con nuestros hermanos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, ahí están ellos, la organización tan fuerte que tienen; de que solamente nosotros organizados vamos a defender nuestras comunidades, nuestros barrios, nuestras colonias donde estemos, somos nada más nosotros, aunque le busquemos no vamos a encontrar, va a ser desde donde estamos abajo. 
Entonces nuestra palabra es ésa, hermanos, por eso es la propuesta, para que se vea que los problemas de México ahí están, que no es cierto que se está resolviendo nada, ahí están las compañeras madres de familia de los desaparecidos, sabemos clarito quien lo que está despareciendo gente y que por más que luchamos, por más que gritamos, no hay una solución. Tenemos que darnos la mano entre todos. Tenemos que organizarnos y poner un alto ya. Poner un alto ya, antes de que sea demasiado tarde. 
Todavía hay forma ahorita, todavía hay manera de que podemos organizarnos, podemos ponernos de acuerdo, podemos salir adelante. Entonces por eso nuestra lucha no es de aquí al 2018, por si alguien pensaba echarle los kilos de aquí al 2018 váyanse con calma pero no se paren, hay que caminar, hay que caminar, hay que organizar, porque la lucha empieza después del 2018 y se va a venir más duro la represión y se va a venir más duro el despojo de nuestros territorios y se va a venir más duro toda esa represión que ya traen pensada de destrucción y muerte para nuestras tierras y nuestros bosques, nuestras aguas, todo se lo quieren a llevar, y nos van a quitar de en medio; pero si nos organizamos vamos a ser más fuerte que ellos, por eso digo que nuestra lucha va mucho más allá. 
De hecho mucho más allá de México porque este sistema capitalista que ha traído solamente muerte y destrucción está destruyendo todo el mundo, cuando nosotros estamos pensando aquí, ellos están pensando más allá, por eso no les duele que haya tanto muertos, tantos desaparecidos, tantos encarcelados, no les duele porque ellos tienen clara su meta en los territorios indígenas. 
Entonces es mucho trabajo que hay que hacer, ya decían aquí mis compañeras, nombren sus concejales, ellos van a ser la voz en el Concejo Indígena de Gobierno, un Concejo Indígena de Gobierno que es el que va a obedecer al pueblo organizado, de que va a estar al frente pero va a hacer lo que el pueblo organizado le diga. Entonces esta propuesta del Concejo Indígena de Gobierno es algo que ya se tiene en las comunidades y que son los representantes que en una asamblea eligen y lo ponen al frente para que sea la voz de la comunidad, pero el día que el que está al frente traicione a la comunidad lo quitan; así tendríamos que ser, organizarnos desde abajo y que el Concejo Indígena de Gobierno sea el que obedece a esos de abajo. 
Entonces esa es nuestra voz que les traemos, ya escuchamos la voz de ustedes, ya nos la llevamos y queremos unir más voces y queremos organizarnos entre todos, que no solamente los pueblos indígenas sino que también los que están en la ciudad, juntos tenemos que hacer algo fuerte desde abajo, algo fuerte y resistente de tal manera que construyamos algo nuevo, algo nuevo pensado desde abajo, porque hemos visto que lo que está ahorita estructurado no responde a las necesidades de nuestras comunidades. 
Yo invito a que sean también jóvenes y niños que les transmitan esas historias de la comunidad para que sepan valorar todas las riquezas que se tienen en cada una de las comunidades, en cada uno de los barrios, colonias, porque son ellos los que van a continuar, nosotros nos toca una parte, pero ellos son los que van a continuar, por eso les digo que esta lucha va mucho más allá, entonces hay que echarle ganas, no hay que desanimarnos. Lo que es poco al rato va a ser grande y fuerte si le echamos las ganas, si no dejamos de luchar, si no dejamos de pensar en lo que queremos, que es la vida para todos, la vida de nuestras comunidades. 
Entonces pues falta mucho qué hacer y nosotras sólo andamos recorriendo los diferentes pueblos indígenas de México y a nuestro paso, si hay compañeros que están organizados y nos invitan, también llevamos la palabra porque para eso también nos pusieron, invitarlos pues a seguir participando, organizándose y preparándose para lo que viene, que nadie nos detenga, mucho menos el miedo. Que no nos paralice el miedo, que nos echemos la mano entre todos para poder lograr lo que nos proponemos desde los lugares donde estamos. Entonces esa es nuestra propuesta, esa es nuestra participación en este proceso 2018, es un mero pretexto de utilizar estas herramientas pero para poder nosotros hablar, escucharnos, ponernos de acuerdo y juntos caminar hacia adelante, nada para atrás.

Gracias compañeros.

Comentarios

Entradas populares