Palabras de Marichuy, vocera del CIG en Huehuetla, Puebla. 17 de noviembre del 2017



Buenas tardes hermanos y hermanas de esta comunidad.

Primero agradecer por ese recibimiento que nos hacen y por invitarnos a portar su vestido, y decirles que pues me siento orgullosa de portar su vestido porque significa que somos hermanos, somos de los mismos pueblos y tenemos una identidad propia. 

El hecho de estar por aquí en estas tierras pasando, visitándolos, escuchándolos, escuchando sus dolores que son también los nuestros, escuchando que también por estas tierras ha habido problemas pero que ustedes han sabido organizarse, han sabido poner un ya basta. Al escucharlos hablar, pues más que venirles a hablar como decía Paty, es llevarnos esa riqueza que tienen por acá, organizativa, y decirles que ésa es nuestra palabra que estamos llevando a los diferentes pueblos hermanos, primero escuchar la problemática que tienen y luego decirles que ese es nuestro fin de ir y ponernos de acuerdo, de que es importante organizarnos con nuestras comunidades vecinas, para hacer juntos una fuerza grande y detener esta destrucción que ha traído el capitalismo. 

Esta destrucción y muerte que cada día va caminando y que solamente nosotros como pueblos originarios, como miembros de una comunidad podemos detener si nos organizamos, si nos ponemos de acuerdo, si no nos peleamos, porque hay veces, es lo que hacen de fuera, llegan los partidos y hacen que nos partamos; nos vamos unos pa’ un lado, otros pa’ otro y hay veces en la misma familia, estamos peleados y nos olvidamos que antes de ser de un partido, somos de una comunidad. Una comunidad que está sufriendo porque hay intereses afuera que están queriéndose llevar esas riquezas que vemos, esas riquezas como son el agua, las plantas, los animales. Nuestra tierra la están abriendo y se están robando lo que tiene adentro; y nosotros nos estamos peleando por algo que vienen y nos dan, y pensamos o nos enlelan con eso pues. 

Entonces tenemos que organizarnos, tenemos que decir que ya no estamos de acuerdo con lo que le vienen haciendo a nuestra madre tierra. Tenemos que reforzar nuestras comunidades desde dentro, desde abajo. Tenemos que retomar nuestra propia organización, con acuerdo, con unidad. Nuestros concejales son la voz de estas regiones, creo que aquí hay cuatro nombrados; esos concejales son los que van a andar hablando en las comunidades, los que van a visitar, los que van a tratar de articular los diferentes esfuerzos para juntos hacer un frente que ya no pasen, que ya no pasen los que están queriéndonos despojar, los que están queriendo acabar con nuestras comunidades, los que están queriendo dividirnos, pelearnos.

Entonces esa es la idea, pues lo decíamos, nuestra propuesta no es electoral, es un pretexto pero para podernos organizar, para podernos acercar a los diferentes pueblos indígenas y juntos organizarnos para lo que viene, que es la destrucción de nuestros territorios, y si no logramos unirnos, después va a ser más difícil. 

Por eso hemos venido caminando y hemos venido exponiendo la idea de este caminar, de que es importante pues organizarnos, ponernos de acuerdo y seguir caminando para fortalecer nuestra comunidad, nuestra región y a nivel nacional, todos juntos los pueblos indígenas. Tenemos que levantar esa voz que por años se ha ocultado y que nos han relegado a que nosotros cuidemos nomas nuestra tierra y que dejemos que los demás hagan, y no, ya hemos visto los que han decidido y han hecho los diferentes planes y proyectos van en contra de nuestras comunidades, van con el fin de despojarnos. 

Entonces, por eso es el momento de unirnos. Unirnos y ponernos de acuerdo, de no estar peleados, de estar pensando cómo vamos a proteger esta vida que tenemos a nuestro alrededor, cómo protegemos nuestros bosques, cómo protegemos nuestras aguas, cómo protegemos nuestra tierra, nuestro territorio, cómo protegemos a los habitantes de la comunidad y cuando se vayan los jóvenes fuera, a estudiar, se vayan con la idea de que van a ir pero van a regresar a fortalecer a la comunidad, no que al rato se van y luego se avergüenzan; hasta hay veces dicen “yo no soy indígena”, porque es una forma también de destruir, de que se llevan a nuestros jóvenes, les meten ideas a los niños y pues no. 

Tenemos que pensar cómo vamos a hacer para que estos jóvenes piensen en que tienen que cuidar esto que tenemos alrededor. Yo escuchaba hace rato cómo se estaba organizando la escuela y pienso que tienen que seguir fortaleciendo ese proceso que llevan y pensar más allá, para que los jóvenes no se nos vayan o no se nos descarrilen, sino que se organicen aquí al interior, se preparen pero para luchar por todos los habitantes de esta comunidad.

Entonces ese es nuestra palabra, por eso venimos a visitarlos, por eso andamos recorriendo todos los pueblos indígenas de México y hacer esa invitación y agradecerles a los jóvenes que están bien activos aquí, que sigan fortaleciendo esta comunidad, que no se avergüencen al rato de sus papás, de sus abuelos, que escuchen la sabiduría que tienen los grandes, los mayores en la comunidad, que no se olviden de la historia de su comunidad porque eso es lo que va a dar fuerza.

Entonces ese es nuestra palabra, ese es nuestro caminar que estamos llevando los diferentes pueblos y de aquí nos llevamos un conocimiento muy importante que es una organización que ustedes ya llevan avanzada y que esto lo extiendan más allá, apoyados por todas las comunidades de esta región. Y solamente así van a poder detener a este sistema capitalista destructor, solamente así, organizados, poniéndose de acuerdo y ponerle un freno a todos aquellos que quieren vernos sin las riquezas que se tienen en nuestras comunidades. Entonces les agradezco toda esta información que nos dan, nosotros la llevamos para fortalecernos nosotros también desde nuestras regiones.

Muchas gracias hermanos, muchas gracias compañeros y nos llevamos su palabra en el corazón.


Gracias.

Comentarios

Entradas populares