Palabras de Marichuy en Amealco. 9 de diciembre de 2017


Buenos días hermanas y hermanos de Amealco, ¿cómo están?
Primeramente pedirles una disculpa por no poder estar físicamente ahí con ustedes, pero está mi corazón y también está la comisión del Concejo Indígena de Gobierno que está ahí con ustedes y que ellos son la representación y la palabra de los pueblos indígenas agrupados en el Congreso Nacional Indígena. 
Lo que se ha tratado este recorrido, esta visita que vamos haciendo por las diferentes comunidades indígenas, pueblos indígenas, barrios, colonias, ciudades, es para llevar esa palabra que se acordó en el Congreso Nacional Indígena y en la cual nos han mandatado para llevar a los diferentes lugares, principalmente con nuestros hermanos indígenas, decirles que toda esta destrucción, despojo, implementación de megaproyectos en nuestros territorios, en los que se tienen salir algunos hermanos a buscar a otro lado cómo conseguir dinero porque cada vez está más difícil para poder ser, todo esto es una estrategia por parte del sistema capitalista para despojarnos de todos estos bienes que se tienen en nuestras comunidades, ellos traen (inaudible) para despojarnos a nosotros de esas riquezas y quedarse con eso, y hacernos a nosotros aún menos, acabar con nuestros pueblos, con nuestras comunidades. 
Por eso vimos que todos estos problemas que están pasando principalmente en nuestros pueblos indígenas es parte de este sistema capitalista que no piensa en la vida de todos nosotros, piensa en nuestras riquezas que se tienen en nuestros territorios, piensa cómo hacer más dinero, piensa cómo hacernos a un lado, pero cada vez hay más reflexión ante los encuentros organizativos de nosotros. 
Ante esto dijimos que vayamos a dar un paso más allá en este proceso electoral, un paso más allá que nos lleve a unificarnos nosotros con el pueblo, con las comunidades, con el barrio, tribus, naciones, que nos organicemos desde abajo porque solamente así vamos a conseguir parar toda esta destrucción que está pasando en nuestras comunidades. Entonces una de las propuestas es ésa, visibilizar la problemática de nuestros pueblos, con este recorrido se tiene que visualizar la problemática que se tiene en nuestras comunidades y a la vez reconocernos, organizarnos para integrarnos en una organización fuerte, desde abajo, que logre parar esta destrucción que está afectando a nuestra historia. 
Esta propuesta, más que electoral, es organizativa. Tenemos que prepararnos para lo que viene después y eso va a venir después del 2018, no tenemos que organizarnos solamente para ahorita en 2018, sino como va a estar la situación tiene que quedar para después de 2018. ¿Qué se pretende? Que el pueblo sea el que tenga el poder, pero además de decidir qué se hace en su territorio y qué no se hace y el gobierno tiene que obedecer a lo que el pueblo le diga, pero solamente va a pasar eso si hay organización abajo, si no hay organización vamos a seguir sufriendo lo mismo y peor lo que se viene. 
Entonces por eso nuestra propuesta no es electoral, sí vamos a participar, estamos participando, ¿pero para qué? Para hacer visibles todos los problemas, pero tenemos que aprovechar, hermanos, para organizarnos nosotros, sólo que esas divisiones que han metido desde fuera a través de los diferentes partidos es con el fin de dividirnos, pelearnos entre nosotros, olvidarnos y dejar libre esos territorios, esas tierras, esas riquezas, esos ríos, los árboles y que el sistema capitalista se aprovecha. Entonces es lo que estamos haciendo, reforzar nuestras comunidades. 
Tenemos que hacer alianza con nuestros hermanos que están a lado, ponernos de acuerdo, pensar juntos cómo vamos a hacer para fortalecer nuestras comunidades porque tenemos que estar fuertes después, porque si no se van a acabar nuestras tierras, nuestros bosques, nuestras aguas, van a contaminar todo y qué va a quedar para los que vienen atrás. 
Entonces, hermanos, por eso es una propuesta desde los pueblos indígenas, es una propuesta que va para todo México también porque creemos que tanto los pueblos indígenas están sufriendo, como también sufren en las ciudades, por ejemplo, ustedes. Entonces en nuestra concepción de este México, caminar pueblos indígenas y no indígenas, trabajadores del campo y la ciudad y juntos construir un México diferente, un México que realmente escuche a la gente que está abajo. 
Entonces, hermanos, lo que queda es darnos la mano entre nosotros, olvidarnos de todas esas divisiones que nos han metido y empezar a organizarnos desde abajo para construir algo fuerte que quede, y que este sistema capitalista no nos siga acabando y destruyendo nuestro territorio y acabando con la vida de todos. Creemos que ya que se acabe el agua, las plantas, los árboles, la tierra, también nos vamos a acabar nosotros y no solamente los pueblos indígenas, sino también hermanos que están en la ciudad, por eso pensamos que tenemos que hacer algo fuerte desde abajo, para que quede para después de 2018.
Entonces, hermanos, un saludo. 

Un abrazo fuerte a todos e invitarlos a que sigamos analizando cómo vamos a acabar este sistema capitalista. 

Comentarios

Entradas populares