Palabras de Marichuy en Balancax, Candelaria, Campeche. 17 de diciembre de 2017


Buenas tardes hermanos y hermanas que están por llegar. Buenas tardes a todos aquí, hombres y mujeres de esta comunidad y de otras vecinas. 
Miren, ya comentaban algunos que me antecedieron la palabra pues, esta propuesta de participar en este proceso electoral 2018 es por todos estos problemas que ustedes han mencionado. Porque ya basta de que cada seis años solamente vienen y nos visitan en nuestras comunidades pero porque ocupan de nosotros, y ya quedan y cuándo vuelven a aparecer, hasta los próximos seis años, pero para otra vez pedir a cambio de una despensa, un azúcar, no sé, todo lo que dan ellos; y esos recursos ni siquiera son de ellos, son de nosotros mismos y nosotros caemos porque creemos y luego decimos “no pos ora sí viene el bueno y vamos a participar” y otra vez volvemos a quedar igual. 
Entonces nosotros, los pueblos indígenas que hemos caminado por más de 20 años en este espacio, hemos reflexionado y hemos dicho “si no nos juntamos los pueblos indígenas y hacemos una organización desde abajo, vamos a desaparecer; y se van a llevar con facilidad nuestras riquezas; y nos van a despojar de nuestras aguas, de nuestras tierras, de nuestras plantas, de nuestros animales, de nuestras formas propias de organizar que tenemos por años, y que estamos a pesar de que vinieron y nos masacraron hace más de 500 años y aquí estamos”. Decía una concejal “¡nos cortaron esos troncos, esas ramas!, pos ahora lo que vamos a hacer es que florezcan esos troncos, que florezcan esas ramas, que vuelan a retoñar nuestros pueblos”, ¿y cómo van a retoñar? Como las plantitas: de abajo para arriba. 
De abajo tenemos que organizarnos, tenemos que consolidar esa organización desde abajo y solamente así vamos a lograr detener ese despojo que nos están haciendo. Solamente así vamos a poner en su lugar al sistema capitalista, que lo único que ha traído es destrucción y muerte a nuestros territorios indígenas; y división al interior, porque hay veces entre familias, en tiempos de elecciones, estamos peleados, y ellos disfrutando porque nos estamos dividiendo, porque nos estamos peleando y para ellos eso les facilita, que vienen con facilidad a despojarnos. No hay que darles gusto, hermanos. 
Nuestra participación en este proceso por eso es diferente a los partidos, porque queremos que el pueblo agarre el poder, que el pueblo sea el que mande y el gobierno sea el que obedezca. Solamente así vamos a lograr detener toda esta destrucción que tenemos en nuestros territorios. Solamente así vamos a sobrevivir.Solamente así vamos a transmitirles a los que vienen atrás un México diferente, no como el que tenemos ahorita. 
Pero nos tiene que costar, hermanos, por eso no traemos regalos, no traemos nada más que el corazón para escucharlos, para llevar sus dolores y llevarlos a otro lado y decir “allá en las comunidades de Campeche también están sufriendo, también han sido despojados, también los ha afectado este sistema capitalista, este sistema que no quiere la vida para nosotros, quiere la muerte”. 
Y le estorbamos y va a luchar por desaparecernos, por eso pensamos que tenemos que organizarnos.  Ése es el mensaje que nos han mandado decirles los pueblos indígenas que han caminado en el Congreso Nacional Indígena junto con nuestros hermanos zapatistas. Es el mensaje que estamos llevando a las diferentes comunidades y también escuchar la palabra de ustedes, porque es el dolor que están viviendo. 
Y cada vez que escucho y caminamos las diferentes comunidades queda claro que todos estamos sufriendo. ¿Y si todos estamos sufriendo por qué no logramos organizarnos? ¿Por qué no hacemos algo fuerte desde abajo para que los de arriba se caigan? Solamente nosotros organizados lo podemos hacer. Vamos a reforzar nuestras comunidades, vamos a reforzar nuestras regiones, vamos a reforzar a México, vamos a consolidar algo nuevo que surja desde las comunidades, desde los barrios, desde las colonias y que juntos logremos hacer un México diferente. 
Entonces, hermanos, esa es nuestra propuesta, por eso no es como los partidos, estamos en contra porque ellos lo que han hecho es acabar a México. Desde arriba sale uno, entra otro y es lo mismo. Y desde arriba deciden qué se hace, y acá nos obligan que tenemos que aceptar sus proyectos, sus programas, todo lo que ellos diseñan para despojarnos, acabarnos, exterminarnos. Pero creo, y lo hemos platicado los pueblos indígenas, llegó la hora del florecimiento de los pueblos; tienen que retoñar esos troncos, tienen que salirles ramas, pero unas ramas fuertes. 
Entonces es nuestra palabra pues, es trabajo.
Tenemos que juntarnos también con los hermanos que están en la ciudad y que han venido luchando. Entonces es una propuesta que surge desde los pueblos indígenas para México, y en ese México hay enfermeras, doctores, maestros, licenciados; todos los que quieran y sientan que pueden caber en esta propuesta, adelante, consolidemos algo fuerte desde abajo, para que no sean capaz de que nos quiten esas riquezas que tenemos a nuestro alrededor. El día que la tierra se acabe nos acabamos todos, tons no vamos a permitir que se acabe. Queremos la vida y la queremos para todos, por eso nuestra propuesta es de vida y esperanza, porque queremos dejarle a los que vienen atrás eso que nos heredaron nuestros antepasados. Y por eso hemos decidido participar y llevar la palabra a los diferentes lugares, a las diferentes comunidades, para que escuchen esta propuesta y si están de acuerdo consolidemos algo fuerte desde abajo. 
Entonces, hermanos, esa es nuestra palabra, esa es nuestra propuesta, y si ustedes están de acuerdo, los esperamos y caminemos juntos en esa consolidación desde abajo.

Gracias hermanos.

Comentarios

Entradas populares