Palabras de Marichuy en U Yits ka´an escuela de agroecología, Maní, Yucatán. 21 diciembre 2017


Buenos días hermanos, hermanas, compañeros, compañeras, todos los que se han dado cita en este lugar para escucharnos conjuntamente, porque no solamente somos el Concejo Indígena de Gobierno, también son ustedes y sería bueno escuchar algunas voces también porque de eso se trata.
Solamente decirles, pues, que nos han mandatado caminar por las diferentes comunidades de nuestro México, por los diferentes pueblos indígenas para llevar la palabra, la palabra que se pensó de una forma colectiva, la palabra que se dijo: vayan, recorran y digan. 
Entonces esta propuesta en la que surgió por los diferentes problemas que algunos ya enmarcaron aquí, que principalmente son la tierra; principalmente son ese despojo que van teniendo nuestras comunidades; ese olvido por parte de los que están allá arriba y que solamente se acuerdan de nuestros pueblos cada 6 años porque ocupan de nosotros, por eso se acuerdan, y pasan y quedan y nuestros pueblos siguen quedando, siguen organizándose ellos a sus formas, a sus tiempos. Pero entonces vienen ellos y traen algunos proyectos, algunos megaproyectos en las comunidades, y estos megaproyectos lo que han traído a nuestros territorios ha sido solamente destrucción de nuestros territorios, ha sido despojo, ha sido contaminación, ha sido división, porque nos han dividido, ustedes también aquí lo han dicho, lo están viviendo. 
Y eso es el sentir por donde hemos recorrido, todo el sufrimiento que tienen nuestras comunidades, todo ese abandono y desprecio. Pero sí, ese despojo que van teniendo las comunidades, nos han platicado que les da tristeza que las tierras que les heredaron ahora son tierras que están concesionadas, son tierras que algunas están contaminando y que el agua que les servía para tomar, para vivir pues ahí, que ahora son aguas que no quieren tocar porque son aguas que han venido a acabar con las diferentes especies que se reproducen ahí. También nos han dicho que las tierras las están convirtiendo en tierras que ya no sirven para cultivar, que son tierras que se están dañando por todo los contaminantes que están tirando y derramando, sobre todo las minas, los gasoductos, las hidroeléctricas, las eólicas, nos comentaban los compas de Oaxaca. 
Entonces todos esos megaproyectos pues solamente los puede, y los está poniendo, este sistema capitalista, y que van de la mano con los gobernantes. Entonces por eso decimos que nuestros pueblos no tienen ninguna esperanza, que tendrán que ser los mismos pueblos que recobren esa fuerza que tienen de vida, que han estado por años pues, que tienen que hacer que nazcan de nuevo esos troncos, esas ramas y que florezcan los pueblos. ¿Y cómo van a florecer? Pues así, como comentaba aquí el compañero y los otros compañeros que antecedieron la palabra, pues es retomar las formas propias que tiene cada comunidad, es la única alternativa. 
¿Por qué retomar esa raíz? ¿Por qué reforzar todo ese proceso autonómico? Porque no hay esperanza de arriba, quede quien quede es lo mismo, es lo que hemos visto los pueblos, lo que han venido dejando es esa destrucción y muerte y a la vez esa división que cada 6 años se da, porque luego entre familias estamos peleados por los diferentes colores, o porque a alguien le dieron más y a alguien le dieron menos o porque no trajeron para todos. Y son pleitos que se generan desde fuera y que son a favor de ellos porque solamente así nos tienen enlelados, así como cuando vinieron al principio, alguien decía pues, cuando se dio ese despojo, cuando vinieron los invasores a destruir nuestro territorio que hubo grandes masacres y que engañaban con espejitos, pero ya se llevaban esas riquezas y dejaban muerte y desolación; ahora nos enlelan de otra forma, con esos programas que traen, esos programas asistencialistas que solamente es para enlelarnos, que solamente es para que nos peleemos y que solamente es para que les trabajemos a ellos pues, porque yo veo los programas, sobre todo para las mujeres, que las traen ahí trabajando. Entonces es lo que hemos escuchado en este caminar por los diferentes pueblos que hemos recorrido y que nos han dicho que no están de acuerdo en eso. 
¿Entonces qué es lo que queremos el Congreso Nacional Indígena con esta propuesta? Que tiene que surgir ese cambio, que tiene que salir ese poder desde abajo, que tiene que ser ese pueblo organizado el que solamente puede cambiar todo, no hay otra alternativa, no la vamos a esperar de arriba porque está claro que de arriba no va a venir, va a surgir de abajo, va a surgir como esas plantas, va a surgir como esos cultivos que están queriendo ustedes que germinen de nuevo y de nueva forma pues, no como los transgénicos, si no algo desde propio de las comunidades, que no contamine, entonces tiene que ser algo que nazca desde abajo y vaya creciendo sin esa plaga y vaya dando esa flor y luego ya dé ese fruto. ¿Y cómo va a ser? Pues a medida de que cada lugar, cada rincón, cada comunidad, cada barrio, colonia, región, todo México, vayamos juntos pensando cuál es la mejor forma de florecer, y si ya está floreciendo, como aquí esta escuela que escucho que han venido trabajando por más de 20 años, cómo van a crecer más grande, cómo van a apoyar más a la región. Y así en cada lugar dónde estemos tenemos que pensar juntos cómo le vamos a hacer para fortalecernos desde nuestras comunidades, y entonces vamos a retomar la palabra de nuestros ancianos, y entonces vamos a entender que ese México que están destruyendo y que están acabando es el que tenemos que retomar, es el que tenemos que reforzar.
Pero ahorita hay hermanos también que están en las ciudades y que a veces dicen “es que yo no soy indígena, es que yo soy…”, y yo digo que todos los que sienten que la tierra necesita vida son indígenas, aunque tengan un color blanco. Todos somos hijos de una tierra, ella nos da de comer, ella nos protege, entonces por eso en esta propuesta es una propuesta desde los pueblos indígenas para México, y es una propuesta que tenemos que ir fortaleciendo desde abajo, desde nuestros lugares donde estamos y ser cada vez más y más y más y entonces va a ser posible otro mundo, ¿verdad? 
Ese otro mundo que tenemos que ir reconstruyendo desde esas ruinas que ha dejado este sistema capitalista, tenemos que buscarle la forma, tenemos que reconstruir, que es lo que cuesta más trabajo, la reconstrucción, así como los temblores, que tenemos nuestra casa, nos la quitaron, se cayó por el temblor, y da tristeza pero sacamos fuerzas y volvemos a reconstruir. Así vamos a hacer este México, hay que reconstruirlo, urge reconstruirlo porque no va a venir la reconstrucción desde arriba, o tal vez ellos lo que van a hacer es otro México donde los pueblos indígenas ni siquiera existan ya, es lo que quieren hacer, acabar con nuestras raíces, no lo vamos a permitir, no sé si los mayas lo vayan a permitir.
Entonces es una lucha, por eso, de todos, una lucha que tenemos que dar conjunto todos los pueblos de México, junto a nuestros hermanos que están en la ciudad y que están trabajando también por diferentes objetivos. Tenemos que buscar la forma de conjuntarnos y salir delante de esto. 
Esa es una propuesta que traemos desde los pueblos y que la dejamos a consideración de esta región y que si ustedes creen que pudiera ser posible, lo podemos hacer, cada quien desde nuestros lugares. Y entonces esa fuerza ya no va a haber alguien que nos la quite, porque la vamos a tomar como propia y vamos a caminar juntos y vamos a hacer fuertes esos muros para que no nos vuelvan a derrocar. Entonces, hermanos, por eso nuestra propuesta es una propuesta muy diferente a como la traen los partidos, y estamos participando en este proceso electoral para que volteen a vernos, para que los pueblos sean visibles ante todos y que vean que los pueblos están y que no es cierto que ya se los acabaron, y que están sufriendo porque sus tierras se las están acabando, se las están despojando. Entonces voltean y ven a los pueblos, pero nosotros por abajo nos estamos reconstruyendo. 
Entonces esa es la propuesta, de visibilizar a los pueblos, que se vean íntegros con todo ese despojo que se tiene y que se vea que no estamos de acuerdo, pero a la vez el recorrido es para invitar a que tenemos que organizarnos, solamente así vamos a salir adelante, solamente así vamos a ser fuertes, y solamente así vamos a hacer otro mundo pues, otro mundo que va a surgir desde abajo. Por eso pensamos que esta propuesta va mucho más allá del 2018, es una propuesta que va mucho más allá de México, porque el sistema capitalista nos está acabando a todo el mundo. Entonces la lucha que hagamos aquí en lo corto, y en otro lado y en otro lado, y juntando todas esas luchas vamos a hacer posible que surja de nuevo un México diferente, un mundo diferente. Pero ya debemos de empezar a reconstruir, donde ya se está reconstruyendo es fortalecer esa reconstrucción.
Entonces ése es, más que venirles a traer unos regalos, cachuchas, pinturas, este… ¿qué más?, todo lo que traen, sombrillas, traemos trabajo, mucho trabajo, mucha entrega por nuestros pueblos, por nuestros hermanos, por todos y la invitación porque aquí caben todos los que quieran participar en esta reconstrucción, porque es una tarea de todos. 
Entonces pues les dejamos esta palabra, quédensela en su corazón, llévenla a sus familiares, llévensela a sus vecinos, llévensela a sus compadres, a quién sea, y platíquenles, y pónganse de acuerdo y organícense, y organicémonos todos y van a ver que vamos a armar algo nuevo, desde cada lugar donde estamos. 

Gracias hermanos de este lugar. 
GuardarGuardar

Comentarios

Entradas populares