Palabras de Marichuy, vocera del CIG, en Tiroma, Ayotitlán, Jalisco, con el consejo de mayores. 30 de noviembre de 2017.



Decirles que a los diferentes estados que hemos recorrido estos días, que iniciamos desde el 7 para acá, antes también desde el 4 que estuvimos acá en el centro, hemos caminado y la gente ha expuesto sus diferentes dolores, problemas que tienen en sus comunidades. Conforme vamos caminando de veras que es un desastre en las diferentes comunidades, oigo a ustedes, oigo a aquellos y es la misma situación allá en el sur de este país, lo que más nos han mencionado es que hay una gran concesión de tierras para minas, para pozos petroleros, para hidroeléctricas. 
Hay una comunidad, que ahí sí me llamó mucho la atención, pero nos animó mucho porque estaban muchas autoridades tradicionales de la comunidad, ahí con Jacinto en la Chinantla, es una partecita de Oaxaca, donde dicen que hay unos ríos que lo que van a hacer es que los van a hacer una presa, una hidroeléctrica, y les van a quitar el agua que está dando vida a las comunidades, y ahí las diferentes autoridades, de verás a mí me sorprendió ver que había como doscientos de diferentes comunidades que se estaban poniendo de acuerdo para no permitir que les hicieran eso en su comunidad, ahí en ese lugar, de diferentes comunidades, ahí llegamos nosotros, nos invitaron que llegáramos, era su evento y nos hicieron un espacio y su único objetivo, tema, que estaba ahí era como vamos a defender nuestra región, juntos todos; y así conforme vamos caminando. 
En Veracruz hay una presión fuerte por parte de la gente del narco, ahí el crimen organizado está fuerte y lo que nos decían es que los han metido para que la gente se asuste, tenga miedo y no se organice, se sentía en una comunidad que pasamos el miedo que había de la gente de estar ahí, pero ahí estuvieron unos poquitos. Y ya más arriba en Puebla, donde sí llegaron varios comuneros y la problemática es la misma: hidroeléctricas que quieren poner, las concesiones que ya están en pie y que les van a dar para 2018, es una situación problemática que se vive en las diferentes regiones del país. 
Esto que hemos recorrido es una muestra, yo pienso que no hemos acabado de recorrer todo y ya nos estamos dando una idea de cómo está destrozado México, más en las comunidades indígenas, cómo el sistema capitalista, el que tiene el dinero, solamente ve cómo le va a robar a Manantlán sus tierras para la mina, cómo les va a engañar con una dádiva, para que ellos se llevan lo mejor de la comunidad, de la región; y qué dejan, divisiones, porque a veces dejan una miseria de dinero y hace que al interior haya pleitos. Y yo lo digo porque conozco esta comunidad y a mí sí me da tristeza como de fuera vienen, nos dividen y nosotros caemos en esa trampa y nos peleamos al interior, y eso es lo que le beneficia a los capitalistas, es lo que quiere, que estemos peleados entre nosotros y ya ellos se aprovechan facilito de llevarse la riqueza de la comunidad. 
Hemos escuchado una de las concejales más grandes, que es la maestra Osbelia, cuando pasamos por Morelos nos presentó el cerro que están rompiendo para pasar una carretera, la autopista, y ella con tristeza decía “es que para nosotros eso es sagrado, ahí tenemos nuestras pirámides”, que para ellos eran muy importantes en la comunidad, que era algo espiritual que le daba vida y fortaleza a la comunidad y sí la veía muy triste; y hay compañeros que están luchando ahí en su comunidad y acaban de ser reprimidos y desalojados por defender ésa, uno fue muy visto por los medios porque estaba escurriendo de sangre. 
Por todos lados están los problemas, se están organizando y hay represión, y qué va a pasar ante todo esto, por eso el Congreso Nacional Indígena pensó, y ustedes saben que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional ha sido parte del Congreso Nacional Indígena, las comunidades de allá de Chiapas, entonces pensamos: tenemos que hacer algo, tenemos que hacer algo por nuestros pueblos, por nuestras comunidades, algo donde sacudamos a México de que es necesario organizarnos, es necesario despertar ya de ver qué están queriendo hacer con nuestras comunidades, qué están queriendo hacer con México entero, porque no sólo es en las comunidades, sino que son en todos lados. 
Entonces se dijo “vamos a hacer un Concejo Indígena de Gobierno que participará en este proceso 2018”, y por eso se están nombrando diferentes concejales de los diferentes pueblos indígenas de México, y aquí sé que es Gaudencio, Indalecio y Eduardo; así como aquí se nombraron concejales, hay en otros lugares que se han nombrado concejales hombres y concejalas mujeres, ahorita llevamos 154 concejales a nivel nacional que se han nombrado para conformar el Concejo Indígena de Gobierno, 59 son mujeres y 95 son hombres, son de 21 estados, de 37 pueblos indígenas, entonces ahí va caminando, la idea es que estén todos los pueblos indígenas. Nuestro caminar al ir recorriendo las diferentes comunidades y pueblos indígenas, es para llevar ese mensaje que nos han encomendado en esta asamblea que hubo y se nos nombró y se nos mandató ir a visitar, ese es nuestro trabajo de los concejales; aquí Gaudencio tendría que estar haciendo equipo con los otros concejales y recorrer la región Manantlán, articularse con Chacala, Cuzalapa, Ayotitlán, Plan de Méndez. Cómo hacerle para juntos defender su región, porque de veras si no logramos unirnos sí nos van a despedazar y sí nos van a acabar con nuestro territorio. 
Esa es la idea, de que nuestro caminar ayude y fortalezca de que es necesario construir algo nuevo desde abajo, es la tarea de los concejales, van a ser esas semillas organizativas en la región donde están, además de llevar la voz a otros lugares, porque qué mejor que ellos conocen la problemática de esta región. ¿Entonces qué es lo que se pensaba con esta propuesta? De que los medios voltearan a ver a los pueblos indígenas, que voltearan a verlos y que los vieran con sus problemas que tienen reales, de que no hay respuestas y que no va a haber respuesta si no se organizan desde abajo. 
Entonces cuando decía doña Magdalena, cuando viene la época de los partidos cada seis años se acuerdan que están las comunidades, y se acuerdan que están los pueblos, y se acuerdan que hay indígenas, pero luego pasa y quedan y ya se les olvida, y luego vienen otros seis años y ya otra vez se vuelven a acordar. Y nosotros seguimos así, pensando que solamente hay esa vía, que cada periodo electoral hay que estar votando y no, tenemos que organizarnos, esa es la propuesta que traemos de que si no nos organizamos no es cierto que va a haber cambios. Lo tenemos que hacer nosotros mismos desde abajo, porque así aunque quede el Concejo Indígena de Gobierno, vamos a votar, y ya quedó, pero si no hay organización no va a cambiar nada, va a ser lo mismo de quita y pone. 
¿Entonces cuál es nuestra propuesta? Que el pueblo sea el que tiene que decidir, que el gobierno sea el Concejo Indígena de Gobierno pero éste va a obedecer al pueblo, abajo que el pueblo es el que tiene que decidir qué se tiene que hacer. Aquí Ayotitlán organizado junto con Cuzalapa, junto con Plan de Méndez, junto con Chacala, tendrían que estar pensando cómo queremos que sea nuestra región, qué proyectos queremos que sí vengan y que proyectos no. No queremos que se lleven nuestras riqueza de aquí, no queremos que nos quiten nuestros árboles, y eso tendrían que estar haciendo los concejales junto con la comunidad, yo sé que es difícil, yo conozco Ayotitlán, está muy despedazado, pero creo que es la propuesta de que toda esta destrucción que ha dejado este sistema capitalista lo tenemos que reconstruir nosotros y sacar fuerzas, sí podemos hacerlo, sí lo podemos lograr. 
Mientras se anda uno visibilizando la problemática indígena, que esa es la idea principal, visibilizar otra vez los pueblos, dar a conocer los problemas de las comunidades, y que no solamente son de las comunidades sino también ya son más allá, de la ciudad, entonces la propuesta que traemos es ésta de que sino nos organizamos y unimos los diferentes esfuerzos para construir algo nuevo desde abajo, no va a haber ningún cambio y nos vamos a seguir quejando después, y va a haber más muertos, y va haber más despojo en nuestras comunidades y no es cierto que nos van a hacer caso. 
Entonces ése es, por eso nos mandataron, por eso se está conformando y consolidando lo que es el Concejo Indígena de Gobierno, porque ellos son los que van a consolidar la organización en cada región, en cada comunidad, y ya como comunidad. Ustedes se quejaban de la lengua, el vestido, hay que reforzar, hay que reforzar desde nuestras comunidades la lengua, el vestido, la organización propia, ustedes saben más que yo; es como la tarea principal, y reforzando nuestra comunidad y reforzando las otras comunidades ya somos algo más grande, y ya esta región junto con otra región y otra y otra.
Saben qué, sí México podría surgir algo diferente desde abajo y lo podemos hacer sin partidos, ¿por qué? Porque los partidos lo que han hecho es partirnos, dividirnos, viene la época de las elecciones y yo he visto aquí que están de un color y de otro, de otro, porque yo aquí venía, y se peleaban entre familias, que el tío esta pa acá, los sobrinos andan pa acá, y se peleaban, pero llegaba la fiesta y yo los veía todos juntos conviviendo, se les olvidaba si eran de un color o de otro; y entonces eso es lo que hay que recuperar, lo que nos han quitado, todo lo que nos han impuesto, de que antes de ser un partido somos de una comunidad, antes de recibir una despensa hay que pensar si esa nos va a durar seis años, un kilo de azúcar o lo que dan, de que hay que darle ese valor a nuestra comunidad. 
Hay que luchar porque siga existiendo esta comunidad íntegra, sus tierras, sus árboles, sus aguas; ahorita que veníamos se veía el río bien bonito y decían aquí las compañeras “ahí nos vamos a venir a echar un clavado”, entonces eso hay que cuidar, no hay que dejar que al rato van a venir y lo van a ver bonito y van a decir “saben qué, les vamos a construir aquí una hidroeléctrica”, y que ya la comunidad ya no va a usar esa agua porque ya va a ser de alguien de fuera, y ustedes los dueños de la tierra, ya van a ser los trabajadores de su misma tierra. 

Entonces ésta es nuestra propuesta, de que solamente tenemos que reconstruirnos como comunidad, como pueblo y por eso dijimos que nuestra propuesta no era de llegar allá, porque tenemos que organizarnos para después del 2018, no para ahorita, nada más en este tiempo y ya llegamos al 2018 y ya nos aplacamos, no sino cómo nos organizamos para después, porque después se va a venir más fuerte esta destrucción de nuestros territorios, de nuestras tierras, de las aguas. Entonces una de las formas, ahorita dijimos que íbamos a entrar, y uno de los requisitos eran las firmas para poder participar, y el recorrido lo tenemos diseñado para de aquí a febrero, que es cuando tenemos el tiempo para levantar las firmas, si logramos levantar todas las firmas vamos a continuar ya después haciendo campaña. Pero si no, nomás acabamos hasta ahí, pero tenemos que seguirnos organizando, dijimos que le íbamos a entrar a este proceso, pues le vamos a entrar a pesar de tener muchas complicaciones con la aplicación que tienen, porque es un poco deficiente y también está amañada, pues hay muchos auxiliares que han querido registrar y no han podido y luego las firmas tardan hasta seis horas en mandarse y hay otras que no sabemos qué va a pasar. Entonces la tenemos difícil, pero lo más importante de nosotros es que consideramos que es el mensaje que llevamos de que es importante organizarnos, es lo más importante, quedemos o no quedemos tenemos que organizarnos y ya eso es una ganancia.

Comentarios

Entradas populares