Palabras de Marichuy, vocera del CIG, en Libertad, Escárcega, Campeche. 18 de diciembre de 2017.



Buenos días hermanos y hermanas de estas comunidades.
Primeramente, gracias por estar aquí presentes; un saludo de parte del Concejo Indígena de Gobierno.
Les quiero decir que lo que acaban de comentar nuestros compañeros concejales, compañeras y compañeros, es algo que se ha venido trabajando en el Congreso Nacional Indígena. Hemos caminado más de 20 años los pueblos indígenas de México; y hemos caminado juntos por que vimos que no era bueno estar separados, que era bueno estar juntos por que tenemos problemas en común. Nos parecemos en todo el despojo que ha venido pasando en nuestras tierras y territorios, por eso dijimos: es bueno que estemos juntos, es bueno que platiquemos, es bueno que nos pongamos de acuerdo cómo nos vamos a reforzar nosotros mismos.
Pero hemos visto en este caminar de 20 años que ha aumentado la represión ante los intentos organizativos de nuestras comunidades. Hemos visto cómo a pesar de que está nuestra organización en la comunidad, de que las comunidades están peleando por que se respeten sus tierras, por que se respeten sus aguas, por que se respeten sus árboles, sus cerros, sus formas propias de organizarse, son reprimidos; como que cada vez hay algo más fuerte que está acabando con estas comunidades y con estos pueblos. Por eso hoy que cumplimos 20 años de caminar juntos, vimos y analizamos que la problemática estaba peor, que había más muertos, había más desaparecidos, había más encarcelados, y pareciera que nuestros problemas nunca van a acabar.
Aquí mencionaban los conflictos de la tierra. Esto que mencionaban aquí está pasando aquí, está pasando en todos los territorios indígenas; hay veces que los límites están sobrepuestos entre comunidades hermanas y hacen que nos peleemos. Nunca hay solución de arriba. Llevan años y años, y nuestros abuelos se mueren y sigue quedando el conflicto para los que quedan, y entonces es cuando se da la confrontación, y entonces ya viene la fuerza pública. En lugar de que solucionen lo que hacen es reprimir, es encarcelar, es desaparecer.
Vemos también con tristeza cómo nuestros territorios indígenas se están llenando de proyectos que vienen de fuera, proyectos que vienen a contaminar nuestras tierras, proyectos que vienen despojarnos de nuestras riquezas, proyectos que vienen a acabarnos a nosotros porque dejan contaminación y muerte, no dejan beneficio a nuestras comunidades, y se meten sin pedir consentimiento de los habitantes.
Entonces, ¿qué hemos pensado nosotros? Que es una estrategia del sistema capitalista de querer despojarnos de nuestros territorios y quedarse ellos con estas riquezas que tienen en nuestras tierras. Es hacernos a un lado, por eso no les interesa si hay muertos, si hay desaparecidos, si hay encarcelados. Y lo vemos, con tantos desaparecidos que no hay ninguna información. ¿Porqué? Por que van de la mano. Eso es lo que han dicho nuestros pueblos en este recorrido que hemos dado por estos estados, dicen que van de la mano, y lo hemos visto pues: el gobierno con los del narco, que es lo mismo pues; y que lo han metido para infundir miedo y no haya organización y no se defiendan.
¿Entonces qué nos espera ante esto, compañeros, hermanos y hermanas? Una destrucción de nuestras tierras, una destrucción de nuestros pueblos, una destrucción de nuestros habitantes de las comunidades. 
Por eso lo que pensamos el Congreso Nacional Indígena es que tenemos que organizarnos desde abajo, desde nuestras comunidades, desde nuestros barrios, desde nuestras colonias, desde las regiones, y juntos hacer algo fuerte que tiene que nacer desde abajo, y es la organización la que va a lograr que quitemos estas personas que siempre han venido a apoderarse de esos recursos que tenemos en las comunidades. 
Se ha visto: cada seis años ellos ya saben quién va a quedar. Solamente se están pasando el poder de mano en mano,  y ¿con qué?, “con recursos del pueblo hacen todo este circo”, comentaba alguien ayer. 
Entonces, ellos no están pensando en el pueblo, ellos no están pensando en nuestras comunidades indígenas. Para ellos les estorbamos para que con facilidad se lleven las riquezas, para que con facilidad nos despojen. Por eso no hay solución de las tierras, por eso no hay solución ante tanto problema que se tiene en las comunidades.
¿Entonces qué nos espera, hermanos? Un desastre pues. Y por eso pensamos, los que hemos caminado en el Congreso Nacional Indígena: tenemos que organizarnos desde abajo. Por eso nuestra propuesta en este 2018 es una propuesta organizativa, no es una propuesta de que queremos llegar al poder. Queremos construir un poder desde abajo, un poder que surja desde nuestras comunidades, desde nuestros barrios, desde nuestras colonias en las ciudades. Hay hermanos que también están luchando en la ciudad y que también ya están cansados. Pues si la propuesta la sienten suya vamos a caminar juntos, pero en esa construcción desde abajo. No es que todos estemos caminando, si no que estemos construyendo. Tenemos que construir algo nuevo, así como las plantas cuando nacen: desde abajo. Tenemos que sembrar esa semilla, y tenemos que empezar a cultivar y que crezca. Alguien ayer en unas comunidades decían: “tenemos que hacer como esos árboles que le cortaron las ramas y los troncos, tenemos que hacer que retoñen esos troncos, que les retoñen esas ramas”. ¿Y cómo es? Organizándonos en nuestras comunidades; no hay otra salida. 
Solamente nosotros, si logramos fortalecer nuestras comunidades, nuestros barrios, colonias, ciudad, es como vamos a sobrevivir para después del 2018, por que es cuando se viene con más fuerza esta destrucción, esta venta de este país, esta venta de todos los recursos que tenemos a nuestro alrededor, y solamente nosotros lo podemos detener si nos organizamos. 
No tenemos que estar peleados. Hay veces, vienen los tiempos electorales, y entre familias estamos peleados porque somos de un color, de otro y de otro, y nos la vivimos peleando, porque es una forma en la que nos han hecho pelear, es una estrategia de ellos para que nos dividamos. Pero vienen las fiestas en nuestras comunidades, y estamos todos juntos, y nos cooperamos, y sacamos adelante nuestro compromiso. 
¿Entonces qué queremos ahorita con esta propuesta del Concejo Indígena de Gobierno? Es precisamente que el pueblo sea el que mande y el gobierno sea el que obedezca. Por eso hemos propuesto que sea un Concejo Indígena de Gobierno, representantes indígenas, de diferentes pueblos indígenas a nivel nacional, y que sean avalados por sus asambleas, que son los que los conocen.
Así como en una asamblea en una comunidad proponen varias personas representantes de esta comunidad, si éstas no cumplen la asamblea puede quitarlos porque no está cumpliendo a su comunidad, porque si lo que está proponiendo es para proteger a su comunidad, no para aliarse allá arriba con el poderoso; entonces, si no cumple, la asamblea lo quita y pone otros.
De eso se trata el Concejo Indígena de Gobierno: de que ellos son la voz de ustedes, la presencia de ustedes, de los pueblos indígenas de México, y si esto no cumplen también se les puede quitar y mandatar a otros que realmente cumplan, porque lo que queremos es que nuestras comunidades sigan viviendo, sigan existiendo, sigan conservando lo que tienen a su alrededor.
Entonces solamente esto va a ser a través de la organización hermanos, no hay otra salida. Ya tenemos años y años esperando que realmente haya un cambio y no hay. No va a venir de arriba, por que ellos están pensando cómo se van a llevar estas riquezas, cómo nos van a hacer pelear, cómo nos van a desaparecer, y en lugar de que haya solución meten más seguridad, meten más represión. Entonces no nos queda otra que nosotros mismos, tenemos que empezar a ver cómo nos organizamos desde abajo. Tienen que participar hombres, tienen que participar mujeres. No es la lucha solamente de los hombres, tenemos que participar las mujeres, porque también las mujeres somos importantes en este proceso de reconstrucción de éste país. Por eso el Concejo Indígena de Gobierno son hombres y son mujeres, porque creemos que es la única manera como tenemos que fortalecernos y salir adelante, y pensar más allá del 2018. 
Entonces pues, nuestro mensaje que nos han dicho que traigamos es éste, hermanos, de que solamente organizados, solamente pensando en nuestros hermanos que tenemos al lado, solamente poniéndonos de acuerdo cómo vamos a sobrevivir, cómo le vamos a transmitir a los que vienen atrás este México, es lo que nos va a hacer posible de estar de aquí en adelante. 
Entonces, ese es el mensaje hermanos. Por eso es diferente a los partidos, por que lo que traemos es algo que queremos que se quede en su corazón, que lo analicen, que lo piensen, y si están de acuerdo, que lo compartan con los que tienen a los lados. ¿Para qué? Para ir haciendo posible esta reconstrucción de este México desde abajo, que es lo único que nos va a salvar, es lo único que nos va a fortalecer para seguir existiendo como comunidades, como pueblos, como barrios, como colonias.
Entonces, hermanos, les dejamos ese mensaje y invitarlos a que tenemos que organizarnos.

Muchas gracias.

Comentarios

Entradas populares