Palabras de Marichuy, vocera del CIG, en José María Morelos, Quintana Roo. 19 de diciembre 2017


Creo que son varias comunidades las que están aquí presentes, primeramente pues gracias por permitirnos hacer un espacio y escuchar la palabra de los pueblos indígenas que han caminado en lo que es el Congreso Nacional Indígena. 
Ya los concejales decían que es un espacio que los mismos pueblos indígenas de México han creado para caminar juntos, ¿por qué caminar juntos? Porque nos vimos y se analizó los diferentes problemas que se tienen en los pueblos indígenas, comunidades, y se vio que no era bueno estar separados, pensamos, es bueno crear un espacio donde caminemos juntos. Quiero decirles que este espacio se formó a raíz de una invitación que hicieron nuestros hermanos del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, por ahí en 1995 nos invitaron a lo que se llamó el Foro Nacional Indígena y ahí llegaron diferentes pueblos de México, y ahí platicando, vimos que existían pueblos indígenas a nivel nacional y vimos y escuchamos los problemas que tenían cada comunidad, cada pueblo, los problemas que había de conflictos de límites territoriales, que a veces los planos están encimados entre comunidades y tienen años y años  sin resolver, problemas de justicia que había al interior de comunidades, problemas de salud, varios problemas que se vieron y dijimos, bueno si tenemos los mismos problemas y somos indígenas, tenemos que pensar crear un espacio y caminemos juntos, entonces ahí fue cuando se fue pensando que nombre se le daría a este espacio de encuentro y entonces en 1996, un 12 de Octubre, es cuando se conforma el Congreso Nacional Indígena, estuvo ahí presente la Comandanta Ramona y de ahí en adelante han caminado junto también nuestros hermanos de Chiapas en este espacio.
Entonces ahora que se cumplieron 20 años de caminar juntos estos pueblos se vio que la situación de nuestras comunidades estaba peor, que había más problemas fuertes en nuestras comunidades y que ante los intentos organizativos de nuestras comunidades había represión, había muertos, había encarcelados, desaparecidos, entonces pareciera como que conforme vamos avanzando nosotros en nuestra defensa de nuestras comunidades como que avanza también esa represión, y cada vez hay más despojo en nuestros territorios, más proyectos, megaproyectos que vienen de fuera y no nos piden ese consentimiento, se meten y qué hacen: despojar, contaminar, deforestar, dividirnos. 
Entonces pesamos que la situación estaba peor, y dijimos: es necesario hacer algo más porque como que es imposible. A veces en las reuniones, sacamos en los congresos, sacamos una declaración y se queda así, ya la gente casi no lee, ¿y por qué no lee? Porque la situación en otras regiones está igual, en las ciudades también está pasando, entonces dijimos “tenemos que hacer algo más los pueblos, tenemos que pensar cómo vamos a hacer para fortalecernos nosotros y que ya no nos sigan despojando”, entonces por eso se pensó en participar en este proceso electoral 2018. 
Quiero decirles que sí fue propuesta de nuestros hermanos zapatistas, lo tomamos, lo analizamos, dos días de discusión y se consensó que sí participábamos. ¿Cómo íbamos a participar? Sería nuestra propuesta, es para que los pueblos fueran visibles ante todo el mundo, que voltearan a ver a nuestros pueblos, que voltearan a ver los problemas que tienen nuestras comunidades; que las comunidades hablen y digan en que no están de acuerdo en los proyectos que están metiendo y que están despojando a nuestros territorios. Y por otro lado también organizarnos, organizarnos  desde abajo si queremos construir algo nuevo, porque hemos visto que cada 6 años vienen los gobiernos, nos visitan, se acuerdan que están los pueblos indígenas y luego ya quedan y jamás se vuelven a acordar hasta después de otros 6 años o cada 3 años, dependiendo cada región. 
Entonces nuestros pueblos están igual o peor, porque estamos viendo que arriba se acuerda cómo se organizan ellos con el capitalismo, ellos se ponen de acuerdo quién queda, cuál es el que sigue, porque hemos visto que el color que sea es lo mismo, nuestros pueblos siguen igual o peor. Entonces por eso dijimos tiene que ser algo nuevo desde abajo, tenemos que construir algo nuevo desde nuestras comunidades, desde nuestros barrios, desde nuestras colonias, desde nuestras regiones, tenemos que construir una organización, una que quede después del 2018, que no sea en este tiempo y ya nos dejamos. ¿Por qué? Porque hemos visto que no va a venir el cambio de arriba, quede quien quede es igual o peor. 
El cambio tiene que surgir de abajo y nosotros lo tenemos que generar con nuestra organización desde bajo, entonces por eso nuestra propuesta, lo hemos dicho en este caminar, no es electorera. Por eso nos diferenciamos de los partidos, porque esta propuesta surge de los pueblos para que sean visibles y denunciar toda la problemática que se tiene, y la otra, que estas visitas que hacemos en este recorrido llevemos la palabra y busquemos juntos cómo nos organizamos desde abajo, cómo nos fortalecemos como comunidad, cómo nos fortalecemos como pueblos, como pueblos que hemos sido los que habitamos este territorio y que nos han ido despojando, desplazando poco a poco.
Entonces si estas tierras son nuestras, nosotros tenemos que decir cómo se tienen que gobernar. ¿Entonces qué queremos generar, hermanos, con esta propuesta? Formar un pueblo que sea el que mande y el gobierno sea el que obedezca. ¿Y cómo lo vamos a hacer? Solamente organizados abajo, no hay otra salida, nosotros los pueblos que hemos caminado en el Congreso Nacional Indígena no le vemos otra salida, entonces por eso nuestra idea no es llegar allá, estar arriba en los Pinos y quitar a ellos y ponernos nosotros porque creemos que así no se va a dar el cambio; por eso nuestra propuesta es un pretexto para poder llegar y articular todas esas fuerzas que hay abajo, y juntos desmontar ese poder que está arriba y construir uno nuevo que surja de abajo, que surja de nuestros pueblos, que  surja de nuestras colonias, de los barrios, que surja en la ciudad; yo creo que en las ciudades también hay hermanos que están sufriendo porque muertos hay por todos lados y nunca hay solución, ni nunca la va a haber porque el gobierno está aliado con el capitalismo, está claro que quien le estorba son los pueblos indígenas, sobre todo los habitantes, porque lo que quieren de nuestros pueblos sí son nuestras tierras, las aguas, los bosques. ¿Para qué? Para explotarlos, para robar pues, nunca para beneficiar a nuestras comunidades, nosotros lo hemos visto, lo hemos vivido.
Entonces por eso esa es nuestra propuesta, es una propuesta organizativa y ese es el mandato que nos dieron de ir a visitar todas las comunidades indígenas; y aquí agradecerles que nos abrieron su espacio, aquí no habíamos venido, no han participado en el Congreso, hermanos de acá, y nos da gusto saber que también acá hay hermanos indígenas y que están luchando, se están organizando, ahí les dejamos nuestra palabra, piénsenla, analícenla y caminemos juntos. Ustedes acá en su región, fortaleciendo, no dejarse imponer esos proyectos que han sido de muerte para nuestras comunidades. 
Por allá nuestras regiones por donde hemos caminado hay muchos dolores, la gente nos ha manifestado que los proyectos que están llevando a cabo en sus regiones, los megaproyectos, las hidroeléctricas, los gasoductos, son proyectos que han venido trayendo destrucción más que beneficio, contaminación, división, que a veces se pelean entre las comunidades, y es lo que nosotros vamos pidiendo, que nos unamos, que pensemos más que en los partidos, pensemos en nuestras comunidades, pensemos en nuestros territorios, pensemos que hay que construir un nuevo México y ese nuevo México se tiene que iniciar desde abajo, desde donde estamos.
Entonces esa es la propuesta. 

Gracias por escucharnos y felicidades por su trabajo que llevan en esta región.

Comentarios

Entradas populares