ENCUENTRO CON LAS REDES DE APOYO AL CIG Y CON LA SOCIEDAD CIVIL EN CULIACÁN, SINALOA. Palabra de Marichuy. 14 de enero de 2018


Buenas tardes hermanos y hermanas, compañeros, compañeras, medios que acompañan.
Justamente después de escuchar lo que nuestros concejales nos han manifestado, toda esta problemática que se ha discutido y analizado al interior del Congreso Nacional Indígena, y que estos problemas que se ven, y lo hemos constatado ahora que hemos recorrido los diferentes estados que hemos visitado, esa es la propuesta que surge, de ya no seguirnos quejando, ya no seguir estando pasivos, tenemos que hacer algo dijimos, y no encontramos otra. Y dijimos vamos a participar en esta fiesta de los ricos, porque sabemos que ahí solamente es donde se cambia el poder de mano en mano, es donde se prepara todo ese despojo entre los ricos, entre los que tienen el poder, son los que deciden qué se hace hacia abajo, qué es lo que se hace en los pueblos, qué se hace también en las ciudades, en los barrios, en las colonias.
Al caminar en este recorrido justamente los problemas que tenemos los pueblos indígenas hemos visto que no solamente son de los pueblos, que también están en la ciudad, que también  hay muertos, hay desaparecidos, hay encarcelados, sobre todo gente que se organiza, gente que no está de acuerdo con todo lo que está pasando, y justamente todas esas reformas, todas esas leyes son para eso, para proteger al grande capitalista, para seguirnos despojando a los trabajadores del campo y de la ciudad, a los estudiantes, a las mujeres, a los maestros, a todos los que estamos abajo. No les importamos a los que estamos arriba, les estorbamos y nos quieren ver tranquilos y felices disfrutando de esos grandes despojos que nos hacen, todos esos proyectos que solamente traen al interior de nuestros pueblos la destrucción, la contaminación de las aguas, la destrucción de nuestros bosques, las minas que son a cielo abierto y que lo que han dejado solamente es una destrucción de la tierra y una contaminación, y todo esto ha venido afectando a nuestra gente, a nuestras tierras, a nuestros cultivos, a nuestra misma organización de nuestras comunidades porque luego con las dádivas que nos dan cada seis años hacen que nos andemos peleando con unas migajas que dan.
Y dicen nuestros pueblos “se acuerdan de nosotros cada seis años y pasan y quedan y luego ya no se vuelven acordar, hasta que vienen otros seis años”, y qué queda en nuestros pueblos, esa destrucción, esa contaminación esa deforestación. Por eso nosotros, los pueblos indígenas, hemos caminado junto con nuestros hermanos del Ejercito Zapatista  de Liberación Nacional, y que hoy que cumplimos estos 20 años dijimos vamos a participar porque ya no estamos de acuerdo que nos sigan humillando, que nos sigan ignorando, queremos que se vean nuestros pueblos, queremos que se vea que nuestros pueblos están con ese sufrimiento de años y que estos pueblos que fueron originarios, los primeros que habitaron estas tierras, están siendo abandonados y están siendo exterminados, entonces por eso pensamos que esta lucha no es solamente de los pueblos indígenas, es una lucha de todos porque este sistema capitalista no solamente está en nuestros pueblos, está en todos lados en todo el mundo, entonces por eso consideramos que tenemos que unir esos esfuerzos, tenemos que buscar formas desde abajo que nos lleven a realizar una fuerza organizativa de abajo y a la izquierda, y que caminemos juntos analizando cómo le hacemos para juntos apoyarnos y defendernos de todo esto que está acabando con nuestro barrios, colonias, ciudades. Por eso pensamos que era necesario salir y recorrer todo el país,  principalmente en las comunidades y luego con nuestros hermanos, no porque sean menos importantes, creo que todos somos importantes, pero hay comunidades indígenas que están a punto de desaparecer por estos mega proyectos que solamente han venido a despojar, entonces nuestra propuesta es una propuesta organizativa, es una propuesta colectiva, es una propuesta  que se tiene que enriquecer abajo, fortalecer poco a poco y luego el gobierno tiene que obedecer a esa fuerza organizada, ese pueblo organizado. 
Porque ya no podemos seguir confiando que de arriba va ha venir ese cambio, que de arriba realmente nos van a resolver los problemas porque está claro que no hay ese interés, y lo muestran las cifras que cada vez van creciendo de tantos muertos, tantos desaparecidos, tantos encarcelados, entonces tenemos que construir ese poder abajo  y ese gobierno que nosotros traemos  que es  el Concejo Indígena de Gobierno integrado por diferentes concejales, hermanos indígenas que son de pueblos y que son mandatados para esta tarea, es el gobierno que tendría que estar obedeciendo al pueblo organizado; así como en las comunidades cuando se propone a los representantes de las comunidades, si éstos no cumplen el mandato que les dice su  comunidad, se les quita y se pone otros.  
Así tendría que ser, es lo que estamos pensando en grande para todo México, donde el pueblo organizado tenga que decirle al gobierno qué es lo que tiene que hacer y el gobierno tiene que escuchar a ese pueblo organizado, tienen que caminar juntos, entonces cuando se mandata a una autoridad en una comunidad ésta tiene que cuidar a su comunidad, tiene que ver porque haya realmente esa convivencia y no al revés, de que se le da un cargo y luego se aprovecha de su comunidad, entonces por eso nosotros,  hermanos,  esta propuesta creemos que es una propuesta donde caben todos y es una propuesta donde hemos considerado que hay algunos temas importantes que ya lo platicamos y que pensamos que por ahí podríamos ir caminando, son nueve temas, son nueve grupos de trabajo que se van a ir enriqueciendo conforme vayamos caminando.
Uno de los trabajos es el de tierra y territorio, justicia, autonomía, mujeres, jóvenes y niños, personas con capacidades diferentes, migrantes y desplazados, trabajo y explotación, me falta uno, diversidad sexual, son los nueve temas que nosotros consideramos importantes, en las cuales cabrían hermanos que están en la ciudad.
Y estos temas o estos grupos de trabajo se tiene que ir enriqueciendo conforme vamos caminando, porque no es algo que ya traemos diseñado y decirles miren, así vamos a trabajar; es algo que  se tiene que ir construyendo poco a poco entre todos, conforme vayamos caminando, ¿entonces qué es lo que queremos,  hermanos? Que se vayan construyendo esas autonomías en todos lados donde estamos, de acuerdo  a lo que somos, de acuerdo a como estamos organizados donde estamos. Entonces es una invitación a que si están de acuerdo en apoyar esta propuesta, es caminar juntos desde cada lugar donde estamos, desde cada geografía, desde lo que hacemos, desde lo que tenemos, es empezar a articular las diferentes fuerzas que tenemos en nuestros barrios, colonias, la ciudad y todos juntos ir construyendo poco a poco este México que se está acabando, que se está cayendo a pedazos, nos toca a nosotros reconstruir. 
Entonces nuestra propuesta no es solamente del 2018, es una propuesta que va mucho más allá y que es después del 2018, cuando ya todo quede confirmado, de que el poder solamente va de mano en mano y entonces es cuando nosotros tenemos que estar preparados y organizados abajo e ir construyendo esa nueva fuerza desde abajo.
Entonces hermanos, lo que les traemos es una invitación a trabajar, a construir ese nuevo México desde abajo, a no esperar que alguien venga y nos diga cuál es la forma, cuál es el método. Lo tenemos que buscar nosotros mismos desde abajo, tenemos que empezar a platicar y empezar a buscar juntos cómo le hacemos para resolver nuestros mismos problemas, los jóvenes platicarlo, las mujeres, los obreros, los estudiantes, todos, cada quien en su lugar. Sí lo podemos lograr hermanos, sí lo podemos hacer si nos decidimos, ya no esperar que venga de arriba ni que va a venir un salvador que  nos va a solucionar todo, tiene que salir de nosotros.
Nosotros los pueblos ya no estamos esperando que vengan y nos resuelvan porque tenemos más de 500 años esperando y no se ve, entonces es una invitación a caminar juntos en esta propuesta organizativa, una propuesta organizativa que quede para los que vienen atrás,  una propuesta donde queremos que haya vida y que haya vida para todos. Entonces, hermanos, si están de acuerdo caminemos juntos desde cada quien de su región, de su forma donde está ubicado.

Muchas gracias.

Comentarios

Entradas populares